¿Qué es un aval bancario y cuándo lo puedes pedir?

3 min de lectura
Te explicamos qué es un aval bancario.

Compartir este artículo

Un aval bancario es un compromiso formal emitido por un banco, en nombre de su cliente, por el cual la entidad financiera se compromete a hacer frente al pago de una obligación en caso de que la persona avalada no pueda hacerlo. ¿Estás pensando en alquilar tu vivienda y no tienes claro qué es un aval? Hoy te contamos en qué consiste un aval bancario para alquiler.

¿Qué es un aval bancario para alquiler?

El aval bancario para alquiler es una garantía financiera proporcionada por una entidad bancaria en nombre de un inquilino, como respaldo para asegurar al arrendador que el alquiler y otras obligaciones contractuales serán cumplidas.

Se trata de una fórmula que, en algunos casos, puede utilizarse como alternativa a la tradicional fianza, que obliga al inquilino a depositar una cantidad de dinero como garantía ante posibles impagos. En el caso del aval bancario, la garantía está respaldada por el banco. Si bien es cierto que en la mayoría de los casos, se solicitarán ambas.

¿Es legal pedir un aval bancario para un alquiler?

Ante la incerteza que puede provocarte el poner en alquiler tu propiedad, es perfectamente legal pedir un aval bancario a tu posible inquilino y garantizar, así, el cumplimiento del abono mensual de las cuotas.

A pesar de ser legal el poderlo solicitar, en caso de que como propietario no lo hagas, no será obligatorio para el inquilino presentarlo.

Debemos tener en cuenta que los términos y condiciones del aval bancario pueden variar en función de cada zona geográfica. Tanto arrendador como inquilino deben entender perfectamente las implicaciones y responsabilidades asociadas a este tipo de garantía antes de firmar.

Cuándo puedes pedir un aval bancario para alquiler

Aunque cada caso es distinto, suele ser habitual que un arrendador solicite un aval bancario en caso de que el potencial inquilino posea un historial crediticio poco favorable y le haga dudar de si contará con los ingresos suficientes para cumplir con todas sus obligaciones como arrendatario.  

Otra de las situaciones en las que se suele pedir un aval bancario ante un contrato de alquiler, es en el caso de los inquilinos extranjeros, de los cuales podemos tener menos información sobre su historial financiero.

De igual modo, en los casos de alquileres de larga duración, se suele solicitar un aval bancario como garantía adicional.

Aprende más: ¿Qué es el coliving?

Los requisitos del aval bancario para alquilar un piso o casa

Las condiciones pueden variar en función del banco, del tipo de aval bancario y de las políticas locales de cada zona geográfica. No obstante, existen algunos requisitos generales comunes a la hora de solicitar y conceder el aval para alquiler.

Historial crediticio

El futuro inquilino deberá tener un historial crediticio sólido. El banco suele revisarlo para evaluar la capacidad del solicitante para cumplir con sus obligaciones financieras.

Capacidad financiera

Además, el banco puede requerir pruebas como comprobantes de ingresos, estado actual de las cuentas bancarias u otros documentos financieros del arrendatario. En ocasiones, poseer una relación ya establecida entre banco y solicitante del aval, puede resultar beneficioso a la hora de conseguirlo.

Situación laboral

Información sobre la trayectoria laboral del solicitante y estado actual son otro de los requisitos por parte del banco. La estabilidad laboral contará como factor favorable a la hora de conseguir un aval para el alquiler de una vivienda.

Póliza de cobertura de garantía bancaria

Otro de los requisitos por parte del banco es la formalización de una póliza de cobertura de garantía bancaria, que sirve para regular la relación entre solicitante y banco, así como el pago de las comisiones, intereses y otros gastos asociados al coste del aval bancario.

Documentación adicional

Más allá de la información financiera, el banco puede solicitar información de identificación oficial, como comprobantes de domicilio y otros documentos relevantes.

Te puede interesar: Qué hacer ante un impago del alquiler

¿Cómo funciona un aval bancario de alquiler de una vivienda?

Una vez cumplidos los requisitos y autorizado el aval bancario para alquiler, se formalizará un documento que deberá incluir la siguiente información:

  • Importe total
  • Plazos de duración y renovación
  • Condiciones de cobro por parte del propietario, en caso de incumplimiento de pago

El arrendatario debe asegurarse de que en el contrato de alquiler aparezca el aval y guardar el documento original para su posterior cancelación.

Una vez iniciado el contrato de alquiler, en caso de que el inquilino no pueda hacer frente al pago de la cuota, el arrendador podrá realizar la ejecución del aval y el banco tendrá que hacer frente al riesgo asumido, cubriendo los pagos adeudados, que posteriormente reclamará al inquilino.

En cuanto a la vigencia del aval bancario para alquiler, la cancelación del mismo se produce generalmente al finalizar los meses de alquiler. No obstante, puede finalizarse de forma anticipada, previo acuerdo con el banco y siempre que así lo permita el contrato.

Sea cual sea tu posición, propietario o inquilino, la mejor opción es siempre dejarse asesorar por parte de expertos en el sector. En Selekta Properties contamos con un equipo de profesionales que te acompañará durante todo el proceso y preparación del contrato de alquiler de tu vivienda. ¡Da el paso! Alquila con total garantía y máxima tranquilidad.

Compartir este artículo

OTRAS NOTICIAS RELEVANTES

Abrir chat
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?