Características de una vivienda sostenible

3 min de lectura
Te explicamos qué es una vivienda sostenible.

Compartir este artículo

En los últimos tiempos se ha hablado mucho sobre la vivienda sostenible y cómo, con ella, se puede contribuir a minimizar el impacto de la construcción sobre el medioambiente. Y es que cualquier esfuerzo por reducir nuestra huella de carbono en el planeta es importante, y si hablamos de vivienda, hay mucho que podemos hacer.

¿Qué es una vivienda sostenible?

La UE ha debatido recientemente sobre el urbanismo sostenible, poniendo el foco en una cifra realmente preocupante: “las ciudades son responsables del 70 por ciento de las emisiones El desarrollo urbano representa un gran desafío en términos de sostenibilidad y la vivienda sostenible juega un papel importante en este sentido.

Una vivienda sostenible es aquella que se construye pensando en el cuidado del medio ambiente, aprovechando todos los recursos disponibles para conseguir reducir al máximo el impacto negativo en el planeta y, por lo tanto, intentando reducir al máximo el consumo energético.

La importancia de las construcciones sostenibles

Las construcciones sostenibles están diseñadas para minimizar sus efectos en el medio ambiente, cosa que se logra, entre otros, a través del uso de materiales naturales, reciclables o de bajo impacto ambiental. Además, con el empleo de fuentes de energía renovables, se minimiza la dependencia de combustibles fósiles, y se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero

Así mismo, la implementación de sistemas para conseguir un uso eficiente del agua, un recurso de vital importancia y escaso en nuestros días, es otro de los factores cruciales que este tipo de vivienda ofrece.

En definitiva, con las construcciones sostenibles, se reduce el impacto en el planeta a la vez que se ofrece un ambiente más saludable a sus ocupantes, ya que se utilizan materiales de construcción que emiten menos compuestos orgánicos volátiles.

Contribuir a la lucha contra el cambio climático, mejorar la calidad de vida y promover la sostenibilidad a largo plazo son los tres pilares sobre los que radica la importancia de este tipo de construcciones.

Te puede interesar: El certificado de eficiencia energética: su importancia

Casas ecológicas. Sus ventajas

Beneficios a nivel ambiental, económico y de salud convierten a la vivienda sostenible en una opción muy atractiva y cada vez más demandada en el mercado inmobiliario. Se trata de una vivienda moderna y responsable que ofrece grandes ventajas.

  1. Ahorro de energía gracias al uso de energías renovables, como paneles solares o turbinas eólicas, lo que se traduce en menores facturas de electricidad y gas.
  2. Uso eficiente del agua, contribuyendo a la conservación de este recurso natural.
  3. Menor impacto, también en el interior, gracias a los materiales sostenibles y sistemas de ventilación eficientes.
  4. Mayor confort térmico, gracias a un diseño inteligente y al empleo de materiales aislantes.
  5. Revalorización del inmueble. Las viviendas sostenibles están muy valoradas en el mercado.
  6. Subvenciones e incentivos fiscales de los que se puede disfrutar al cumplir con ciertos estándares medioambientales.

Principales características de las viviendas sostenibles

Si estás pensando en construir tu nuevo hogar y te preguntas cómo hacer una casa sostenible, a continuación te dejamos algunas de las pautas que deberías tener en cuenta para ello.   

Las viviendas sostenibles son eficientes energéticamente hablando. La instalación de sistemas aislamiento térmico de alta calidad, ventanas de doble o triple acristalamiento y sistemas de calefacción y aire acondicionado eficientes, permiten un consumo de energía responsable sin privar a la vivienda de un gran confort térmico.

Además, en este tipo de inmuebles, se utilizan energías renovables. Incorporar paneles solares, turbinas eólicas o sistemas de energía geotérmica permiten el autoconsumo y generar electricidad o calor de fuentes renovables.

Otra de sus ventajas, es el contar con sistemas eficientes de recolección de agua de lluvia o reutilización de aguas grises (aguas procedentes de duchas y lavabos) y sistemas de bajo consumo de agua para reducir el uso y desperdicio de agua.

Para la construcción de las viviendas sostenibles, suelen utilizarse materiales ecológicos, reciclados o de bajo impacto ambiental, como madera de bosques gestionados de forma sostenible, materiales reciclados o productos locales.

La calidad del aire interior es otro de sus puntos fuertes. Mediante la utilización de pinturas y acabados con bajo contenido de compuestos orgánicos volátiles (COV) y sistemas de ventilación eficientes, se pretende mantener una buena calidad del aire.

Por último, aunque no menos importante, el diseño de este tipo de viviendas suele tratar de estar integrado con el entorno. Su orientación y características arquitectónicas intentan formar una unidad con el paisaje, aprovechando condiciones como la luz natural y la sombra, y minimizando la alteración del entorno natural.

En definitiva, la vivienda sostenible representa una interesante opción a la hora de escoger tu futuro hogar, pues con ella, no solo contribuirás en la protección del medio ambiente, sino que también puede resultar una elección más económica a largo plazo debido a la reducción de los costes de energía y agua. 

Pero es importante que estés bien asesorado por parte de expertos en el sector inmobiliario. Ante un tema de rabiosa actualidad como es la sostenibilidad, muchos son los que ofrecen lo que no es. Es necesario estar bien informado sobre la oferta real de este tipo de viviendas en el mercado. 

La casa de tus sueños, en un ambiente saludable y poniendo tu granito de arena en la conservación del Planeta, es posible.

Compartir este artículo

OTRAS NOTICIAS RELEVANTES

Abrir chat
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?